Descubre tu compañero más compatible: ¿será tu alma gemela o compañero de vida?

En este artículo aprenderás sobre las etapas del amor.

Cuando pensamos en amor, nos acostumbramos a idealizar la relación perfecta, y es muy común que nos preguntemos ¿quién será mi alma gemela? Ese concepto, a lo largo de la historia, ha estado muy asociado con la creencia de que, para ser completamente felices y plenos, necesitamos encontrar nuestra pareja ideal. La industria capitalista se ha encargado de inculcarnos esa idea a través de las películas y de celebraciones como el día de San Valentín.

Después de leer e investigar durante muchos años el concepto de alma gemela, y conocer las creencias de varias culturas alrededor del mundo, entendí que esta es concebida como una unidad que se separa en dos para nacer en cuerpos diferentes que están destinados a encontrarse en esta vida o en otras. De ahí que la esencia más personal e íntima del ser humano siempre se encuentre en una constante búsqueda de su media mitad.

El poeta Aristófanes decía que “todos los humanos alguna vez se unieron con su otra mitad y cada mitad correspondía a un ser de sexo opuesto, pero unidos eran poderosos, insolentes, enormes y rebeldes. Ante esto, Zeus decidió cortarlos por la mitad con un rayo para debilitarlos. Después de este desmembramiento, las mitades quedaron condenadas a buscarse una a la otra”.

Conexiones kármicas

También se cree que las almas gemelas están compuestas por conexiones kármicas, es decir, que su vínculo proviene de haber compartido encarnaciones que hayan resultado agradables y beneficiosas para ambas partes. Ya sea porque en vidas pasadas fueron pareja, o porque pertenecieron a una misma familia o fueron amigos íntimos.

¿Te ha pasado que te encuentras con una persona y sientes como si la conocieras de toda la vida?

Esas sensaciones están asociadas al subconsciente de vidas anteriores, y en ocasiones pueden llevarnos a experimentar un deja vu, o revivir viejos recuerdos.

Sin embargo, emprender la búsqueda de tu alma gemela puede ser un proceso difícil, en ocasiones lleno de decepciones y desilusiones, sobre todo si concentras tus esfuerzos en hallar un príncipe o una princesa como en los cuentos de hadas.

Compañero de vida

En los más de 30 años que llevo trabajando mi obra espiritual me he encontrado con un sinnúmero de hombres y mujeres con sentimientos de frustración porque se han pasado la mitad de su vida buscando a su alma gemela y no han podido encontrarla. Por tal motivo, yo soy de los que prefiere hablar de compañero de vida. Se trata de una persona que, además de brindar amor, también sirva de apoyo; un confidente, un amigo y un consejero. Una pareja que puedas querer a pesar de sus defectos, y que tengas la certeza de que te brindará paz y estabilidad.

¿Cómo reconocerlo?

El compañero de vida no se desliga del propósito de sentir amor. Todo lo contrario. Es aquel que supera la fase de atracción y enamoramiento, para alcanzar finalmente la de amor leal y verdadero. Y aunque normalmente asociamos estas emociones con el corazón, la realidad es que para identificar a esa persona lo que debes sentir principalmente es química. Esa atracción inicial que se da a través de los sentidos, y que actúa como un corrientazo, es la primera señal de que vas por buen camino.

Expertos científicos como Helen Fisher, antropóloga de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, USA, conocida por su libro Anatomía del amor, aseguran que ese sentimiento posee tres etapas. La primera es la atracción física; la segunda, el enamoramiento, y la tercera, el amor verdadero.

Etapas del amor

Según la ciencia, en la primera etapa intervienen las hormonas sexuales. En el caso de las mujeres, los estrógenos, y en los hombres, las testosteronas. Aquí juega un papel muy importante la atracción física. Los intereses están concentrados en lo que se puede tocar, oler, ver, oír y degustar.

La segunda fase está gobernada por la dopamina, aquella que según los grandes poetas es la hormona causante de la ceguera y la locura por amor. Esta sustancia química es la que desinhibe al ser humano y lo motiva a hacer cosas que normalmente no haría en su sano juicio. Su efecto es tal que hace que percibamos a la otra persona como un ser perfecto, sin defectos ni manías que puedan poner en riesgo la relación. Esta fase se traduce en mariposas en el estómago.

Finalmente, tenemos la fase del amor verdadero, y su reacción es provocada por la oxitocina y la vasopresina, que son las hormonas encargadas de bajarle la intensidad a la locura e inyectarle un poco de cordura a la relación. En este punto, los intereses se concentran en conservar el cariño y brindarse compañía, valorando la tranquilidad y estabilidad. También se conoce como relación holística, porque en este punto muchas parejas logran alcanzar el amor mental, emocional y espiritual.

La compatibilidad de las relaciones según la astrología

Según la astrología, algunos patrones dependen de las características de cada signo del zodiaco, y pueden servir de guía para descubrir qué tipo de persona es más compatible contigo.

ARIES:

Los de Aries son personas entusiastas y llenas de alegría. Les encanta ponerse retos y asumir responsabilidades que puedan cumplir. Normalmente son los líderes, y prefieren eso a recibir instrucciones. Tienden a ser muy orgullosos y egocentristas. En el amor, son entregados y les encanta divertirse con su pareja, por eso su signo más compatible es GÉMINIS, ya que a ambos no les faltará la variedad ni la emoción, y gracias a eso su nivel de compatibilidad es muy alto. Desde el inicio se entenderán muy bien, y la toma de decisiones estará marcada por el entretenimiento. Por sus temperamentos pueden llegar a tener discusiones acaloradas, pero sabrán controlarlas si se lo proponen.

TAURO:

A las personas regidas por el signo de Tauro les encanta la tranquilidad y la paz, y respetan mucho las normas, reglas y leyes establecidas en la sociedad. También son personas estables y conservadoras. Se dejan guiar por cualquier líder en el que tengan confianza, y le servirán con lealtad. Son un poco reacios al cambio, y prefieren mantenerse en su zona de confort. Su signo más compatible es CÁNCER, y esta es una de las relaciones más compatibles del Zodiaco, debido a que ambos disfrutan demostrarse cariño y afecto para fortalecer el amor. El uno sirve de balance al otro cuando no están bien de ánimos, pero cuando el buen humor reina pueden llegar a ser irresistibles.

GÉMINIS:

El carácter de Géminis puede llegar a ser bastante complejo y contradictorio. Tienen un lado versátil, y otro un poco deshonesto. Normalmente empiezan actividades y proyectos con mucha determinación, pero a veces les falta constancia para finalizarlos. Les encanta divertirse, y buscan hacerlo en cualquier situación que les presente la vida, por eso su pareja ideal es un signo de fuego como LEO. Cuando se conocen, las llamas del amor y de la pasión los hacen temblar. Leo es una combinación natural para Géminis, y aunque en ocasiones puede perder la paciencia por la naturaleza contradictoria de este signo de aire, cuando logran una estabilidad pueden construir una relación muy sólida.

CÁNCER:

Cáncer puede llegar a ser muy tímido y aburrido, pero también puede convertirse en el ser más brillante y famoso. Los nacidos bajo este signo son hogareños, les encanta compartir con su familia y disfrutar tiempo de calidad al lado de sus seres queridos. La casa de un Cáncer tiende a ser un refugio que inspira mucha paz, calma y armonía, por eso su pareja ideal es alguien que, como él, sea práctico y sensato. Tal es el caso de CAPRICORNIO, un signo de tierra que ama la estabilidad y el confort. Además, los dos necesitan seguridad y comodidad a largo plazo y son capaces de entregarse mutuamente. Juntos pueden alcanzar cualquier cosa que se propongan. Tauro también funciona bien en relación con los nacidos bajo el signo de Cáncer.

LEO:

Leo es el signo más dominante del zodiaco. Son los reyes entre los humanos, de la misma forma que los leones son la máxima autoridad en el reino animal. Tienen ambición, fuerza, valentía, independencia y total seguridad en sus capacidades. Normalmente no les temen a los obstáculos, más bien buscan la forma de superarlos. El signo más compatible con ellos es GÉMINIS, porque cuando hay intereses comunes de por medio las cosas resultan bien y eso es precisamente lo que pasa con estos dos signos. Ambos buscan más o menos las mismas cosas en la vida, por eso son una de las parejas más compatibles del zodiaco. Sus energías son muy fuertes, y se mezclan de forma excelente.

VIRGO:

Un Virgo suele ser muy detallista, observador y paciente. En ocasiones puede parecer frío y apático, y de ahí que a los nacidos bajo este signo les cueste hacer grandes amigos. Temen darles rienda suelta a sus sentimientos, y prefieren ser reservados con lo que sienten para controlar cada paso que dan y evitar así salir heridos, pero cuando se entregan por completo son inmensamente pasionales. Por eso ESCORPIO es su pareja ideal, porque con ellos pueden lograr una conexión íntima muy fuerte. Ambos signos se sienten muy seguros estando juntos. La compañía del otro les inspira tranquilidad y estabilidad. Además, cuando se proponen emprender como pareja, pueden lograr grandes cosas juntos.

LIBRA:

Los libras son amables, pacíficos, tienen buen gusto y son muy elegantes. Se les conoce como el signo más civilizado del Zodiaco. Les gusta la belleza y la armonía, y son imparciales ante conflictos. Un libra tiende a ser sensible a las necesidades de los demás, y suele ser muy sociable, por eso su signo más compatible es LEO. El nivel de compatibilidad entre estos dos signos es muy alto, ya que uno vive para el amor y el estilo, y el otro es brillante, intrépido y animado. Los dos son muy románticos, y la armonía sexual será exquisita. Ambos comparten el amor por el lujo, la fiesta y por crear un hermoso hogar.

ESCORPIO:

Escorpio es un signo con mucha energía, y muy intenso. Los nacidos bajo este signo pueden parecer tranquilos, pero lo cierto es que tienen un gran magnetismo que saben esconder. Son poderosos, y su carácter puede traer enormes beneficios o riesgos a los demás. Además, a nivel sexual pueden ofrecer grandes experiencias a su pareja. Su signo más compatible es CAPRICORNIO. Se trata de una combinación apasionada y fiel, y puede ser una de las mejores del Zodíaco. Incluso si no es una relación romántica, es probable que los dos sean cariñosos mutuamente y se sientan muy cómodos con el contacto físico. Estos signos también pueden ser amigos maravillosos, familiares, socios empresariales y compañeros.

SAGITARIO:

El Sagitario es aventurero, le encanta salir y explorar todo aquello que le resulte desconocido. Es uno de los signos más positivos del zodiaco, y eso lleva a los nacidos bajo este a mostrar siempre mucha alegría y entusiasmo. Son fiables, buenos, sinceros y dispuestos a luchar por buenas causas. El amor para ellos debe ser una experiencia excitante y en constante evolución, por eso su signo más compatible es LIBRA porque sus elementos opuestos se atraen, y el aire del uno estimula el fuego del otro para hacerlo brillar más. Es una relación que normalmente está llena de mucha diversión, creatividad y matices. Pocas veces se dejan opacar por la rutina o monotonía.

CAPRICORNIO:

A los de Capricornio les encanta la música, y pertenecen a uno de los signos del zodiaco más tranquilos, estables y seguros. Son trabajadores, responsables y prácticos. Están dispuestos a persistir hasta donde sea necesario para conseguir su objetivo. Son fiables y la mayoría de veces se destacan por finalizar todos sus proyectos. Tienen una gran compatibilidad con PISCIS, ya que pueden sentirse sumamente embriagados por la dulzura que despliega este signo de agua. Juntos pueden construir una relación muy estable, basada en el respeto y la confianza mutua. El halo místico de Piscis desarma la dureza de Capricornio, convirtiéndolo en un ser más expresivo y amoroso.

ACUARIO:

Los de Acuario tienen una fuerza de convicción y de la verdad muy fuerte. Son tan honestos que saben cambiar sus opiniones si aparecen pruebas que demuestren lo contrario. Son capaces de ver los dos lados de un argumento, por lo que son uno de los signos más tolerantes y sin prejuicios de todo el zodiaco. Su signo más compatible es SAGITARIO, porque tienen intereses muy similares, y es seguro que, cuando a alguno le dé por iniciar una aventura, su compañero lo seguirá hasta el fin del mundo si fuera necesario. Son una pareja encantadora y entretenida, que disfrutará de una intensa vida social, y de momentos íntimos muy satisfactorios cuando así lo planeen y deseen.

PISCIS:

Los de Piscis son muy cariñosos y amables, y nunca serán una amenaza para quienes quieran tener el control de la autoridad. Normalmente se adaptan muy bien a su entorno y a diferentes circunstancias. Les preocupan más los problemas de otros que sus propios problemas. Por eso se entienden muy bien con los signos de tierra, especialmente con VIRGO, ya que encuentran una química especial que los conduce a llevar una relación basada en la transparencia, el amor incondicional y el respeto por el otro. Tienen muchos intereses en común, son amorosos, intuitivos y valoran el tiempo de calidad. Se podría decir que están condenados al ‘flechazo de Cupido’.