Día de los inocentes, una tradición que pocos conocen su origen

Según la Iglesia Católica, se celebra cada 28 de diciembre.

Hoy 28 de diciembre seguramente lo conozcas como el día en el que se hacen bromas, ya sea porque eres de los que las haces o porque has sido víctima de alguna en los años anteriores. Este día en particular tiene dos celebraciones que son bastante distantes o antagónicas la una con la otra.

Por un lado, para la religión específicamente la cristiana este día se acogió para conmemorar y/u honrar la memoria de los niños que murieron durante el mandato del Rey Herodes, quien en su afán por evitar que el recién nacido Jesús de Nazaret viviera, envió a los soldados a matar a todos los niños menores de 2 años que en ese momento se encontraran en Belén. Por otra parte, para la gente de Hispanoamérica este era un día en el que usualmente las personas se hacen bromas y este día gira en torno a ello.

Con el tiempo, la conmemoración religiosa fue reemplazada por la tradición pagana. Se eliminó el aspecto trágico de la fecha y se convirtió en un momento ideal para jugarle bromas a los ingenuos en todo el mundo.