Día Internacional de la Luz

La luz siempre ha sido una necesidad en todos los ámbitos humanos.

Cada año el 16 de mayo se celebra el Día Internacional de la Luz, fecha que a su vez corresponde con el aniversario de la primera operación exitosa de láser en 1960, realizada por el físico e ingeniero Theodore Maiman. Esta conmemoración surge como una idea tras la celebración del Año Internacional de la Luz y las Tecnologías Basadas en la Luz, que tuvo lugar en el año 2015. Este día es un llamado a fortalecer la cooperación científica y aprovechar su potencial para fomentar la paz y el desarrollo sostenible.

Según la Unesco, la jornada es propicia para resaltar el papel que desempeña este recurso en la vida cotidiana de los seres humanos, especialmente en las áreas de la ciencia, cultura, educación, desarrollo sostenible, medicina, física, agricultura, comunicaciones y energía.

La luz representa una vital fuente de energía que permite el desarrollo de todo lo que vive y se mueve en la Tierra. A través de ella, el hombre puede realizar distintas funciones como ver, respirar o reproducirse y lograr todos los avances que le han permitido su evolución.

Este recurso que nos brinda la naturaleza, desde tiempos antiguos ha sido objeto de estudio por los grandes científicos en todo el mundo y su importancia radica en que todo el avance tecnológico que tenemos es gracias a este fenómeno natural, por eso, resulta un reto de obligatorio cumplimento que la luz sea un bien posible para todos los ciudadanos que habitan en el planeta.