El agua como elemento astrológico

El segundo elemento de la naturaleza representa la feminidad y capacidad para otorgar vida.

Como cada año el 22 de marzo el mundo conmemora el Día Internacional del Agua. Este elemento de la naturaleza, además de su gran importancia para la subsistencia humana, tiene un gran significado espiritual, pues hace parte de los cuatro elementos básicos del cosmos, que definen a cada persona según su signo zodiacal.

El agua es el segundo elemento más denso y material, pero tiene la capacidad de expandirse y adquirir distintas formas; esto le otorga características como la flexibilidad, vulnerabilidad, fluidez e inestabilidad. A su vez, al ser un elemento ligado a la astrología y los signos zodiacales, se le otorgan características femeninas tales como la humedad, la capacidad de otorgar vida, la frialdad, la pasividad y la receptividad; este elemento al poseer dichas características está directamente asociado a los sentimientos y emociones.

Los signos zodiacales de agua son Cáncer, Escorpio y Piscis. Las personas de estos signos tienden a inclinarse más por lo psíquico, las corazonadas o como se conoce popularmente el “sexto sentido” y a tener altos niveles energéticos, por lo cual su forma de comunicación es mucho más emocional y, a través de sensaciones; por ser más propensos a lo sentimental, suelen ser fantasiosos y menos aterrizados que los signo bajo la influencia de otros elementos.

- Cáncer: es gobernado por la luna y es el signo más emocional, por lo cual, tiene enmarcado en su vida dar valor a lo sentimental, en especial a la familia. Sin embargo, por estar dirigidos por la luna, son iguales de cambiantes a ella, suelen ser muy ansiosos por su misma sentimentalidad, lo que los vuelve un poco dramáticos.

- Escorpio: el planeta que lo guía es Plutón, son mucho más calculadores, profundos, apasionados y con un alto grado de reinvención y adaptabilidad, ya que dentro de sus potenciales está el ser valientes, resueltos y de emociones muy fuertes.

- Piscis: es dirigido por Neptuno, la influencia del agua se refleja en este signo con mayor potencia. Es hipersensible, misterioso, clarividente y soñador, cuenta con una imaginación sin igual, así como una gran intuición.