El Apóstol San Matías, protector contra la viruela y el alcoholismo

Fue elegido por los demás apóstoles y es considerado por algunos “un apóstol gris”

Cada 24 de febrero se celebra el día del Apóstol San Matías, protector contra la viruela y el alcoholismo y patrono de carpinteros y sastres. Este apóstol fue elegido por los demás apóstoles en reemplazo de Judas. San Matías fue elegido por los apóstoles después de la Ascensión del Salvador para reemplazar al pérfido Judas. Congregados, los fieles oraron al Espíritu Santo para que les diese a conocer la persona que Él había destinado para este ministerio; enseguida, echaron suertes, y cayó la suerte a Matías. El nuevo Apóstol predicó el Evangelio a los pueblos de la Judea y de la Etiopía; su celo le atrajo el odio de los judíos, que lo lapidaron y le cortaron la cabeza.

San Matías se puede ser considerado como un “apóstol gris”, como un discípulo más del montón. Esta característica anima a muchos religiosos, ya que es una manera de democratizar la santidad, porque ella ya no es para personajes brillantes solamente, sino para nosotros los del montón, con tal de que cumplamos bien cada día nuestros propios deberes y siempre por amor de Dios y con mucho amor a Dios.