El Solsticio de Invierno y la nueva Era de Acuario con la conjunción de Júpiter con Saturno

Explicación de cada uno de los fenómenos que ocurren en este día y las consecuencias que traen consigo.

El tan esperado Solsticio de Invierno llegó como lleva ocurriendo desde hace miles de años cada 21 de diciembre. Esta estación del año marca el inicio del invierno en el hemisferio norte, cuando este sector de la tierra se inclina lejos del sol, lo que provoca que haya una mayor distancia negativa del ecuador celeste. Pero este fenómeno al parecer no solo tiene una visión astrológica, sino que muchas culturas lo interpretan de muchas maneras, entre ellas están: el inicio del invierno representa una época de renovación y renacimiento, efectuando diversas celebraciones y rituales alrededor del mundo.

Este evento se llevará a cabo el día de hoy a las 5:03 A.M. EST, que es representado como el día más corto del año, donde la noche es mucho más larga. A partir de este fenómeno los días se irán alargando regresando hasta su duración habitual.

Aunque el Solsticio representa una fecha importante y muy marcada, no podemos dejar de lado que este año y para este mismo día se marca otro evento que es la nueva Era de Acuario, donde trae consigo diferentes tendencias espirituales, con el fin de trasmitir el amor incondicional, la paz mundial y el amor por nuestro planeta y su naturaleza.

De ella se espera que traiga consigo una unión y/o hermandad arraigada en la razón y la percepción directa del corazón, capaz de solucionar los problemas que vemos en nuestra sociedad debido a las muchas características positivas pertenecientes a este signo. En si lo que este efecto busca es hacer un cambio en la conciencia del ser humano encaminándolo a un estado de paz, abundancia y prosperidad.

Junto con esta era podemos ver que su efecto se verá intensificado no solo por el fenómeno del Solsticio sino también por que en este año se ha dado la triple conjunción de Júpiter, Saturno y Plutón, que es un efecto que ocurre cada 700 años y donde traen consigo cambios drásticos, no solo a nivel emocional y espiritual, sino también en eventos que les pueden ocurrir a ciertos individuos o al planeta, ya sean positivos o negativos.