La curiosa historia de los Reyes Magos

Diversas historias albergan durante el tiempo sobre estas figuras representativas en la iglesia.

Cada 6 de enero se conmemora la llegada de los tres Reyes Magos, que son muy conocidos por las personas del ámbito religioso porque ellos llegaron a Nazaret con el propósito de darle al niño Jesús unas ofrendas que fueron: incienso, mirra y oro. Los Reyes eran conocidos como Melchor, Gaspar y Baltazar. Por otro lado, según historiadores, estos personajes no eran tres sino 12 armenios que fueron a adorar al niño. Lo curioso es que cada cultura le ha asignado varios nombres a través de la historia, por ejemplo: los griegos los llamaron Appellicon, Amerín y Damascón; los hebreos, Magalath, Galgalath y Serakín; y los sirios, Larvandad, Hormisdas y Gushnasaph.

Otra historia curiosa sobre la visita de los Reyes es que se dice que cada regalo tenía una simbología diferente, por ejemplo: el oro de Melchor es un regalo de reyes, la naturaleza de Jesús entre los suyos; el incienso de Gaspar, su origen divino, se utiliza en el culto en los altares; y la mirra de Baltasar, un compuesto para embalsamar, presagia su futura muerte. Por otro lado, se dice que los Reyes eran conocedores de la astrología y que la usaban para guiarse y trazar sus caminos, como se sabe Júpiter fue una de sus guías para poder llegar a Belén donde conocieron la noticia del nacimiento del niño Jesús.