Mitos y realidades sobre San Patricio y su celebración

La realidad detrás de la conmemoración del santo, que no es santo.

Un 17 de marzo del año 461 murió Maewyn Succat, nombre original del popular San Patricio. Esta fecha se conmemora año a año en el mundo entero, debido a que este hombre es conocido como el Santo Patrono de Irlanda, sin embargo, al analizar de cerca esta celebración descubrí que se encuentra sustentada en más mitos que realidades y decidí compartirlo contigo.

Santo Patrono de Irlanda

San Patricio como todos conocen a Maewyn Succat, es considerado el Santo Patrono de Irlanda, sin embargo, en realidad este sacerdote no es irlandés y tampoco ha sido canonizado jamás, por lo que ciertamente no es un santo, aunque se le venere en muchos lugares del mundo.

La realidad es que es considerado de esta manera por haber sido quien llevó el cristianismo a la isla, en esta fecha se conmemora su muerte, por lo cual, se ha considerado una festividad religiosa por más de 1500 años.

Trébol como símbolo de suerte

Contrario a lo que hemos escuchado popularmente, el trébol no es el símbolo de Irlanda, tampoco lo es de la buena fortuna, mucho menos representa la fe, la esperanza o el amor, simplemente fue la representación más simple que encontró San patricio para poder explicar a los nativos el misterio de la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, simbolizadas por cada hoja del trébol.

La expulsión de las serpientes

Míticamente, se ha hablado de cómo San Patricio erradicó a las serpientes de Irlanda, no obstante, científicamente se ha planteado que en realidad jamás hubo tal plaga en la isla, pues su clima frio no permitiría la supervivencia de esta especie, así que la realidad es que esto es solo una metáfora que se refiere a la expulsión de las creencias y tradiciones paganas de la isla.

San Patricio y el color verde

Cada 17 de marzo muchos lugares del mundo se visten de verde y todo aquello que pueda ser teñido de ese color se transforma durante la celebración; a pesar de ello, se ha comprobado que este no era el color que representaba al Santo Patrono de Irlanda, la verdad es que era el color azul. Este cambio, según exponen los conocedores de esta popular celebración, se debe a que este color representaba mucho más al país central de la festividad.