Poder de la sal para las energías

“La sal es protectora y ella ayudará a que mi dinero se multiplique y nunca falte en mi hogar”

La sal ha tenido gran relevancia a lo largo de la historia, desde tiempos ancestrales se consideraba como un elemento cargado de poder y beneficios para muchos ámbitos, por ejemplo, en culturas como la Romana, su valor era tal que se usaba para pagar a los soldados que vigilaban distintas zonas del imperio, este pago tenía por nombre salarium; dicha costumbre dio origen a la concepción de que la sal asegura la prosperidad y puede atraer el dinero, por esto, en el mundo de la astrología es usada en muchos rituales con esta finalidad.

Sumado a lo anterior, a la sal también se le atribuye la capacidad de acabar con los malos espíritus, siendo conocida como un desinfectante de fantasmas y, a su vez, acaba con las malas energías, es por esto, que popularmente cuando una persona esta pasando por una situación negativa se le dice que “está salado” y se le recomienda ir a la playa o hacerse un baño con sal marina, siguiendo la idea de que con sal se atrae la prosperidad y se desecha todo lo negativo.

Respecto al hogar, la sal igualmente desempeña un rol fundamental, ya que, además de ser el mejor condimento por excelencia, representa la expansión y el imán para atraer todo lo positivo que la vida pueda otorgarle a este espacio íntimo y familiar. Debido a esta connotación de la sal, actualmente ha adquirido gran relevancia a la hora de decorar y ambientar los espacios, por eso hace parte imprescindible de la técnica Feng Shui, que se basa en la ocupación consciente y armónica de los espacios con el fin de generar energías positivas y fluidez en el hogar.

Ahora compartiré contigo un pequeño ritual que te ayudará a atraer a tu vida la prosperidad y el bienestar económico:

En un vaso con agua del grifo, añade sal marina y varias monedas doradas (no importa su denominación) y enciende a su alrededor velas amarillas mientras repites “La sal es protectora y ella ayudará a que mi dinero se multiplique y nunca falte en mi hogar” al hacer esto con mucha fe, garantizas para ti y tu familia mucha prosperidad.

No olvides que siempre que estrenes un nuevo espacio sea tu casa, oficina o negocio, lo primero que debes entrar es sal.