¿Qué es una carta natal?

El comportamiento humano, los acontecimientos a nivel mundial, todo guarda un paralelismo con los ciclos planetarios.

El plano o mapa del cielo en el que se pueden ver los planetas situados en los Signos del zodiaco y en las Casas astrológicas, desde un determinado lugar en la Tierra y en un momento especifico, se conoce como Carta astral. Por su parte, una Carta natal, hace referencia a dicho mapa calculado para el momento y lugar de un nacimiento.

Una Carta natal es una Carta astral, pero esta última se puede realizar de cualquier lugar y momento, no tiene que ser un nacimiento, ya que cualquier acontecimiento puede ser analizado astrológicamente. La astrología estudia la relación entre los astros y lo que ocurre aquí en la Tierra.

La Carta natal brinda una mirada más amplia para conocerse a sí mismo y a los demás, debido a que muestra la configuración astral con la que cada persona llega al mundo, esto es lo que marca la personalidad, potencialidades y talentos innatos que una persona va a poseer a lo largo de su vida. Gracias a la Carta natal se revelan características del sujeto que sin ella persistirían ocultas, esto le ofrece la oportunidad a las personas de desarrollar cualidades que desconocían y de comprender conductas que se repiten y no sabe controlar, otorgándole a cada individuo una evolución centrada en el autoconocimiento. Por lo anterior, la carta natal tiene cada vez más presencia en el campo de la psicología, donde se usa como apoyo y herramienta complementaria de técnicas terapéuticas.

El diseño de una Carta natal por lo general es circular y está formado por 3 partes principales:

Los Signos del zodiaco sirven para saber la longitud eclíptica de los planetas, que transitan por la eclíptica desde Aries hasta Piscis en sentido antihorario, cada uno a su velocidad.

Las doce Casas, el Ascendente marca el comienzo de la primera casa, le siguen las otras también en sentido antihorario. Las casas recorren el Zodiaco completo cada 24 horas, de forma que todos los astros pasan cada día por las doce casas, todos ascienden hasta la casa 10 para luego descender hasta la casa 4. Y es esto precisamente, lo que hace que cada carta sea única y distinta de las demás, ya que unos minutos de diferencia dan lugar a casas astrológicas distintas.

Los planetas y otros puntos celestes de importancia en astrología. Estos puntos están situados cada uno en un signo y casa, y forman aspectos entre sí que se dibujan en el gráfico como líneas rectas que unen a los planetas y que son de diferentes colores dependiendo de la naturaleza del aspecto.