San Blas, el patrono de los enfermos de garganta

También se lo considera el patrono de la República de Paraguay

Cada 3 de marzo se celebra en los países de Occidente el día de San Blas. Nacido en Sebaste, Armenia, fue un médico, obispo y mártir cristiano. Vivió en una cueva en el bosque del monte Argeus, que luego convirtió en su sede episcopal, y fue torturado y ejecutado en la época del emperador romano Licinio, durante las persecuciones a los cristianos de principios del siglo IV.

A San Blas se lo considera el patrono de los enfermos de garganta y de los otorrinolaringólogos. También es patrono de la República del Paraguay, de numerosas localidades españolas y de la ciudad croata de Dubrovnik, donde su festividad, casi milenaria, se remonta al año 1190. Blas de Sebaste era conocido por su don de curación milagrosa, que aplicaba tanto a personas como a animales. Salvó la vida de un niño que se ahogaba al trabársele en la garganta una espina de pescado. Este sería el origen de la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta.