Tercer ojo ¿mito o realidad?

Realmente existe el “tercer ojo”, pues este es el nombre espiritual que tiene un órgano de nuestro cuerpo.

La humanidad siempre ha estado dividida entre lo físico y lo espiritual; el enigmático tercer ojo no es una temática alejada de esta dicotomía humana, pues realmente existe de manera física, pero se conoce científicamente como glándula pineal. La incógnita del asunto es si verdaderamente este órgano significa algo a nivel espiritual y si se trata de un elemento característico de quienes poseen un don.

La función principal de este órgano es regular los ritmos circadianos, es decir, el sueño y la vigilia. A su vez libera melatonina y DMT (Dimetiltriptamina), siendo esta última la explicación científica del porqué el “tercer ojo” es visto desde la espiritualidad con un poder clarividente, puesto que este compuesto natural psicoactivo puede provocar alucinaciones cuando hay un incremento considerable de DMT.

Por su parte, muchas creencias a nivel mundial, incluido el cristianismo, hacen relación a la existencia de este tercer ojo como el poder de clarividentes y profetas a lo largo de la historia, así como una asociación entre cuerpo y alma planteándolo como el único órgano que realmente representa la dualidad de nuestro ser.

Lo cierto es que seguirá siendo una incógnita quien tiene la razón, y si esta glándula es solo un órgano más… y tú ¿qué crees?